RETO Caracas Mérida 750 KM

En  2013, cuatro cicloviajeros partieron de la ciudad de Caracas, Venezuela, con destino al estado Mérida, en un recorrido no mayor a seis días.

Alexander Parada (Alex), Denis Tovar, conocido como El Moovies Francisco Gómez (Fran) y Scutarohdd, realizaron la travesía de más de 750 km, dejando atrás la urbe capitalina en una incursión al sofocante asfalto de las carreteras nacionales, con destino a la bucólica paz de los senderos poco transitados del páramo andino, con sus pendientes inclinadas y el frío electrizante que desciende de la montaña.

SCUTAROHDD.COM CICLOEXPEDICIONISTAS

La travesía inició en la Plaza del Indio, en la parroquia Caricuao, punto de encuentro de los ciclistas, algunos residentes de la zona. A primera hora de la mañana se repasaba la ruta, activando los GPS y verificando las posibles paradas del camino para reponer hidratación, alimento y refrigerios. Arribar a alguna población del estado Carabobo era la meta del día, con más de 150 kilómetros por delante, pero con mucha pasión por el pedaleo, el objetivo trazado pudo alcanzarse. En horas de la noche, y luego de cruzar la carretera vieja de Los Teques, El Tambor, las poblaciones de Tejerías, San Mateo, La Victoria,  luego de cruzar la avenida Constitución de Maracay, en el estado Aragua, y Mariara, los ciclistas llegaron a San Joaquín, donde descansaron en los terrenos del señor Daniel Palmieri, habitante de la comunidad que voluntariamente ofreció alojamiento al grupo.

Clareando la mañana, con el lago de Valencia a un costado y las montañas del Parque Nacional San Esteban detrás, los cuatro ciclistas recogieron sus hamacas y demás enseres para prepararse al trayecto de la segunda etapa: la población de Nirgua en la entidadYaracuyana. Con la premisa de evitar las paradas de larga duración, pensado en lo ligero que debían ser las comidas, calculando la hidratación y aprovechando al máximo las horas del día con menos exposición al sol, las ocho ruedas de los ciclópedos atravesaron el calor de Guacara, Naguanagua, Tocuyito, La Yaguara, la despiadada pendiente de Bejuma y sus lloviznas repentinas, y la humilde comunidad de Miranda, para llegar al punto propuesto con el anochecer en las espaldas y el agotamiento de dos días de ardua exigencia física. Allí, en el bello pueblito de Nirgüa, tierra del parapentismo y la adrenalina, cuna de campeones nacionales, los pedalistas se alojaron en la avenida n° 9, cruzando la calle 10, en el pequeño pero acogedor hotel San Antonio, donde Yarima Guillen y “Antonio, el entrenador de los ruteros” los recibieron y atendieron con mucha hospitalidad.

Mañana del sábado, la niebla en las calles angostas del pueblo, poco vista en las poblaciones de Yaracuy, dejaba claro porque es considerado uno de los lugares más hermosos de la entidad. Los ciclistas, alistados desde bien temprano, desayunados y con nuevas fuerzas, se preparaban para rodar hasta la ciudad de Barquisimeto, allí sería la próxima pernocta. Dejando atrás Chivacoa, el embalse de Cumaripa, Sabana de Parra y Yaritagua por lo extenso de la autopista Rafael Caldera, con los cauchos inmersos en el ardor de estas cálidas tierras, en poco más de seis horas, el equipo cruzaba las avenidas de la ciudad musical, contentos por ser la primera vez que visitaban dominios larenses.

Domingo, cuarto día de pedaleo. El agotamiento producido por los embates del inclemente sol y las precipitaciones inconsistentes, comenzaba a notarse en los rostros de los atletas, ahora que se afrontaba el trayecto más exigente de la travesía, que ameritaba cruzar el calcinante Quibor, Yogore, las conocidas comunidades de El Tocuyo, y el ascenso a las poblaciones de Chabasquen en Portuguesa, para así alcanzar, arribada la noche, el fresco asentamiento de Guaríco, de donde se partiría al siguiente día para coronar el paramo trujillano.

Preparados para asumir la noche con las alforjas equipadas, dulces de guayaba en los bolsillos de los maillots, baterías suficientes para las luces,  estaban listos para continuar el difícil ascenso que tomaría más de diez horas. Los cuatro ciclistas abandonaron así, la comodidad de Guaríco vestidos con licras y mangas largas para resistir la gélida brisa que los acompañaría por la troncal 7, en toda la serpenteante carretera Boconó-Guanaré, tranquila pero interminable hasta el tope de sus pendientes inclinadas y peligrosamente obscura en su descenso hasta la población de Boconó. A las ocho y once minutos de la noche, luego de pasar por Biscocuy, El Batatal, Laguna Negra, y Campo Elías, donde el letrero “Bienvenidos al estado Trujillo” daría el ánimo suficiente para continuar, los ciclistas se encontraban en las instalaciones del cuerpo de bomberos de Boconó, alcanzado el objetivo.

La siguiente etapa consistía en coronar, a más de 1900 metros sobre el nivel del mar, la población de Niquitao, almorzar  allí  y continuar hasta el escondido pueblito de Las Mesitas, a 2300 metros de altura, entre relatos de espantos, la vía densamente nublada, derrumbes, plantíos desolados y 16 grados de temperatura. Avanzada la noche, la primera avanzada del equipo llegaba la posada más conocida de la zona, ubicada en la entrada de la comunidad.

Abriéndose paso nuevamente por el escabroso sendero, los ciclistas partieron al día siguiente con la meta de entrar a la entidad merideña. Y así fue. Los habitantes del sector La Culata en Pueblo Llano, miraban extrañados a los ciclopedos que venían desde la vieja ruta poco transitada por los mismos vehículos de la zona, sin evitar preguntar de donde venían y hacía donde iban:

Alexander y Francisco
Alexander y Francisco

¿De dónde vienen por ahí?

-“Venimos de Caracas…”

 -¿Qué? ¿En bicicleta? ¡Están locos!

El último día de travesía se venía sobre los ciclistas. Con la logística exacta, dinero, comida y repuestos para las bicis, no se podía perder esfuerzos. El equipo procedió a partir a la última ubicación de la travesía: El monumento al Collado del Cóndor, el punto de carretera más alto del país, con 4.118 m.s.n.m. Los cuatro biciclos recorrieron desde el municipio Santo Domingo, todo el páramo merideño para alcanzar el objetivo. Aproximadamente, 70kms hasta el esperado punto de retorno. El lugar de la fotografía más ansiada del viaje. Punto alcanzado a las 5:19 pm, con el helor vespertino.

Más allá de una disciplina deportiva, o un simple pasatiempo, en Venezuela está surgiendo una generación que tiene como estilo de vida trasladarse en dos ruedas, conformando distintas tribus y equipos deportivos de diversas categoría, somos una comunidad que día a día aumenta en las calles y carreteras del país, usando la bicicleta como medio de transporte en las ciudades, pueblos y pequeñas comunidades, entrenando o sencillamente, apropiándonos de las avenidas los fines de semana. Todas y todos conscientes de que la bicicleta es la alternativa más viable al caos que genera el vehículo automotor en las grandes y pequeñas urbes. De manera utópica quizás, se puede llegar a la reflexión de que, si estos cuatro ciclistas pudieron atravesar 700 kilómetros de carretera bajo inclementes circunstancias meteorológicas, cualquier persona con mínima condición física, puede trasladarse a su escuela, oficina o universidad sin una emisión de carbono ni quemar una gota de combustible, ejercitándose y contribuyendo a la vez a la construcción y preservación de un mejor y más hermoso planeta.

La cicla de El Moovies
La cicla de El Moovies
Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. juancevi9 dice:

    Hermosa esperiencia, que espero algun dia hacer, por el momento trato de salir una vez al mes y hacer un promedio de 100kms, saludos desde san lorenzo edo. tachira.

    1. Saludos!!!!! Gracias por leernos!

  2. Hermosa esperiencia, que espero muy pronto hacerla, de momento me conformo con entrenar cada vez que puedo, y saliendo una vez por mes haciendo un promedio de 100kms. saludos desde san lorenzo edo. tachira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s